fbpx

mezquita

La mayor mezquita de Sevilla ofrece sus 400 m2 para ayudar contra el coronavirus

La comunidad musulmana de la mezquita Al Hidaya en la capital hispalense quiere contribuir a paliar los efectos de la crisis del coronavirus. El centro cultural islámico Al Andalusia también ofrece sus 270 m2. Ambas entidades han puesto a disposición de la Junta de Andalucía y del Ayuntamiento de Sevilla sus instalaciones para lo que estimen oportuno.



Atentados, amenazas de bombas, agresiones: la realidad creciente de los musulmanes en Alemania

“Mi madre me ha escrito que se sentiría mejor si dejara de colgar posts en las redes sociales. Dice que se ha vuelto demasiado peligroso para personas como nosotras, que así soy un objetivo demasiado fácil. Me parte el corazón, que tema por mi vida en Alemania”. La investigadora y educadora Aylin Karabulut tuiteó esto después del atentado de Hanau en el que un terrorista de extrema derecha mató a nueve personas en dos bares de shisha y también acabó con la vida de su madre. Pero su objetivo delata un odio más concreto: la islamofobia.



Un octogenario ataca una mezquita de Bayona y deja dos heridos

Un hombre de 84 años ha sido arrestado como el presunto autor del atentado de este lunes contra una mezquita de Bayona (Francia). Estaba tratando de prender fuego al templo cuando fue descubierto por dos hombres septuagenarios que salían del templo y el exmilitar les ha disparado dejándolos malheridos.




Oleada de amenazas de bomba contra mezquitas de Alemania

Al menos cuatro mezquitas han recibido amenazas de bomba en solo dos días en Alemania. Los templos recibieron correos electrónicos avisando de un ataque inminente, pero todas las amenazas resultaron ser falsas. No es la primera vez, y el Consejo Central de Musulmanes alemán advierte de que no es más que “la punta del iceberg”.



Tres religiones en una sola parroquia (también para ateos) que revolucionará Berlín

Kristin Bohner es cristiana y le da envidia -de la buena- cada vez que ve cómo los musulmanes se postran sobre una alfombra para rezar, sin usar banco alguno. Cagatay Caliskan es musulmán y admira la riqueza de tradiciones que tienen los judíos. Esther Hirsch es judía y reconoce que antes no sabía todo lo que tenían en común judíos y musulmanes. Los tres viven en Berlín. Y los tres forman parte de un equipo que trabaja para sacar adelante el primer gran ‘templo’ que acogerá tres religiones y todas las demás que se quieran sumar, sin dejar de lado a los ateos o agnósticos. Las puertas de ‘House of One’ (algo así como ‘La Casa de Uno’) estarán abiertas…