fbpx

Los delitos de racismo y xenofobia aumentan un 21%

Los casos registrados de delitos racistas o xenófobos pasan de 426 en 2018 a 515 en 2019, según el informe anual sobre los delitos de odio del Ministerio del Interior. Por primera vez, se separan los relativos al “antigitanismo” para conocer mejor su casuística y se registran 14 delitos conocidos. Hay 66 delitos contra las creencias religiosas pero no se desglosa contra cuáles.

>>> Sigue a Salam Plan– periodismo contra el odio- en Twitter y Facebook<<<

La separación de los delitos de “antigitanismo” del resto de delitos de odio racistas y xenófobos cumple con la petición de diversos representantes sociales de las comunidades gitanas y recomendaciones de organismos internacionales como la Agencia de Derechos Fundamentales de la Unión Europea (FRA). “Con la finalidad de promover una mayor visibilización de determinados sectores de la población que pudieran estar sufriendo algún tipo de motivación de odio o discriminación, así como conocer el impacto que este tipo de delitos tienen en ellos, desde el Ministerio del Interior se ha visto la necesidad de desglosar del ámbito racismo/xenofobia un nuevo ámbito, denominado “antigitanismo”, en el Sistema Estadístico de Criminalidad (SEC)”, explica el Ministerio en un comunicado.

El “antigitanismo” se refiere a “todas aquellas acciones realizadas con motivaciones de discriminación, odio y estigmatización dirigidos contra las personas gitanas, así como el entorno de las mismas”. En los 14 casos conocidos por el Ministerio del Interior, hubo 12 víctimas.

Los otros dos delitos de odio que más han aumentado son el de “orientación sexual e identidad de género”, en un 8,6% con 278 casos conocidos en total; y el de “personas con discapacidad”, en un 4% con 26 casos conocidos.

66 delitos contra creencias religiosas sin detallar contra cuáles

En el caso de delitos contra las creencias religiosas, Interior indica que hay 66 casos conocidos –33 de ellos, contra centros religiosos-, pero las estadísticas no desglosan las religiones afectadas. Sí se sabe que ha habido al menos 5 víctimas de antisemitismo, según los registros de Interior, un tipo de delito que se registra por separado.

Organismos internacionales como la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE), a quien el propio informe se refiere como punto de referencia en los registros de los delitos de odio, recomiendan especificar los distintos grupos de minorías que pudieran ser objeto de delito de odio. Asociaciones españolas de ciudadanos musulmanes demandan desde hace tiempo que las estadísticas especifiquen la islamofobia como delito de odio, por similares motivos por los que actualmente se ha incluido el antigitanismo o de igual modo que se especifica el antisemitismo.

Es “indispensable” desglosar los datos de los delitos de odio en los distintos grupos étnicos y religiosos que son minoría en España, señaló el relator especial de la ONU sobre los derechos de las minorías tras visitar el país el año pasado. “Sería necesario saber en cuántos casos se han perseguido delitos del odio contra la comunidad musulmana [para] conocer la gravedad y extensión de este problema”, dijo Fernand de Varennes a preguntas de Salam Plan entonces.

En Alemania se especifican los delitos de odio por las distintas creencias religiosas desde 2017, incluidos los delitos contra musulmanes y cristianos (el antisemitismo se registra por separado desde hace más tiempo, como en España). Por otra parte, los delitos de racismo y xenofobia registrados en España también incluyen el aspectos religioso y cultural, por lo que la islamofobia o el odio contra otras religiones también pueden quedar diluidos en los delitos que en 2019 aumentaron un 21%.

El propio informe de Interior define como delito de odio racista/xenófobo del siguiente modo: “cualquier incidente, que es percibido como racista o xenófobo por la víctima, o cualquier otra persona, incluido el Agente de Policía o cualquier otro testigo; aunque la víctima no esté de acuerdo, así como los actos de odio, violencia, discriminación, fobia y rechazo contra los extranjeros o personas de distintos grupos, debido a su origen racial, étnico, nacional, cultural o religioso”. El delito que se clasifica bajo “ideología” también incluye el aspecto cultural como motivación del agresor.

En el nuevo plan contra los delitos de odio presentado el año pasado por el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, se anunció la persecución de quienes promuevan el odio contra musulmanes y judíos en las redes sociales. El informe actual indica que la mayoría de las víctimas de delitos de odio por creencias religiosas en internet fueron hombres (79%). Esta tendencia se repite en general, en todos los tipos de delitos de odio conocidos, donde aproximadamente 8 de cada 10 han sido cometidos por hombres y la mayoría de las víctimas han sido hombres.

Solo se denuncian 2 de cada 8 delitos de odio

El informe refleja los delitos “conocidos” denunciados ante las fuerzas de seguridad, pues Interior reconoce que muchos colectivos y minorías temen acudir a las fuerzas de seguridad a denunciar. Por ello, uno de los principales objetivos del ministerio que dirige Marlaska es superar la denominada “infradenuncia”.

La Agencia de Derechos Fundamentales de la UE considera que se trata de un fenómeno infradenunciado en una tasa del 80 por ciento, lo que se traduce en que de cada diez delitos de odio que se producen, las autoridades policiales, fiscales y judiciales solo tienen noticia de dos de ellos. Otros ocho, por tanto, quedan sin investigación e impunes, ha alertado el propio secretario de Estado de Seguridad, Rafael Pérez Ruiz.

En un intento de paliar el problema, Interior ha lanzado la campaña de concienciación #AcabaConElOdio y anima a denunciar no solo a víctimas sino también a testigos. “Los delitos de odio fracturan nuestra sociedad, no podemos ser meros espectadores”, ha defendido el secretario de Estado de Seguridad. Además, la aplicación de móvil AlertCops incorpora una nueva funcionalidad para facilitar una “inmediata conexión” con las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad en el caso de ser víctima o testigo de un delito de odio.

>>> Sigue a Salam Plan– periodismo contra el odio- en Twitter y Facebook<<<