fbpx

Los atentados contra mezquitas son más habituales de lo que crees: los cometen islamófobos y también grupos como Daesh

La mezquita de Al Nuri (Mosul, Irak), tras ser destruida por Daesh. CC

Los atentados contra dos mezquitas en Christchurch (Nueva Zelanda) este 15 de marzo han dejado 49 fallecidos y al menos 39 heridos. En los últimos años se han producido varios atentados y ataques contra mezquitas en Occidente. Estos templos también son objetivo reiterado de terroristas como Daesh en países de mayoría musulmana.

>>> Sigue a Salam Plan- ‘periodismo contra el odio’ en Twitter y Facebook<<<

Los musulmanes de Reino Unido han sufrido dos atentados contra mezquitas en Londres en los años recientes. En ambos casos fueron atropellos o intentos de atropellos a la salida de la oración. El terrorista británico Darren Osborne de 48 años fue condenado a cadena perpetua por su ataque del 19 de junio de 2017 fuera de la mezquita de Finsbury Park en Londres. Mató a una persona y dejó otros 12 heridos.

Martin Stokes de 25 años también intentó atropellar a ciudadanos a la salida de otra mezquita londinense en Cricklewood el pasado 19 de septiembre. Dejó tres heridos. Hace escasamente una semana, el pasado 6 de marzo, fue condenado a 5 años. Stokes admitió conducción peligrosa, informó la BBC. Había aparcado con unos amigos en una zona privada y estaban molestando, por lo que les pidieron que se marcharan. Él respondió embistiendo con el coche a las personas que se encontraban allí a la vez que profirió insultos islamófobos y racistas contra ellas, según los testigos.

En Quebec (Canadá), Alexander Bissonnette también fue recientemente condenado por su atentado contra una mezquita, donde mató a seis personas con un arma de fuego en enero de 2017. El hombre de 29 años ha sido condenado a 40 años sin posibilidad de libertad condicional.

En España, la líder de Hogar Social Madrid, Melisa Domínguez Ruiz, y otros presuntos cómplices están siendo juzgada por un presunto delito de odio tras amenazas contra la conocida como la mezquita de la M-30 en Madrid.

En Alemania se han producido numerosos ataques e incendios intencionados contra musulmanes. En el año 2017 hubo al menos 950 ataques contra musulmanes y mezquitas, según estadísticas del Ministerio del Interior germano recogidas por los medios locales. Aquel año, el primero en el que se registraron oficialmente este tipo de ataques, hubo un total de 33 heridos.

Son únicamente algunos ejemplos de la islamofobia en Occidente, pero también se producen ataques contra mezquitas en países de mayoría musulmana por terroristas de grupos afines a Daesh o Boko Haram.

El propio Daesh destruyó la mezquita de Mosul en Irak. Su reconstrucción comenzó el pasado diciembre, como informó Salam Plan. Pakistán ha sido uno de los países más afectado en los últimos años por diversos atentados con decenas de muertos contra sus mezquitas. El 95% de los atentados de estas organizaciones terroristas se producen en países de mayoría musulmana, según un informe del Observatorio Internacional de Estudios sobre Terrorismo (OIET).

“El atentado en Nueva Zelanda es el mejor ejemplo de que todas las ideologías extremistas se parecen más de lo que uno puede pensar”, ha manifestado el director del OIET, Carlos Igualada, a través de su Twitter. A la vez ha señalado de que los grupos terroristas afines a Daesh o Al Qaeda no tardarán en utilizar los atentados de este viernes en Christchurch como excusa para hacer propaganda a favor de una revancha. Ellos no recordarán a sus seguidores que también matan -y a nivel mundial, de forma mayoritaria- a ciudadanos musulmanes.

>>> Sigue a Salam Plan- ‘periodismo contra el odio’ en Twitter y Facebook<<<