fbpx

Comienza la reconstrucción de la emblemática mezquita de Al Nuri, destruida por Daesh

La mezquita de Al Nuri (Mosul, Irak), tras ser destruida por Daesh. CC

Primero el líder del grupo terrorista Daesh, Abu Bakr Al Bagdadi, proclamó desde este templo musulmán en Mosul (Irak) su denominado “califato”. Unos años más tarde, lo destruyeron sus seguidores antes de perder su bastión iraquí. Este domingo se volvió a colocar la primera piedra de la mezquita Al Nuri.

El departamento de Asuntos Religiosos Suníes de Irak organizó una ceremonia para la colocación de la primera piedra del templo, que databa del S. XII y era conocido por su minarete inclinado, informa la agencia EFE.

El pasado abril, los gobiernos de Irak y Emiratos Árabes Unidos (EAU) firmaron un acuerdo con la Organización de Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco) para la reconstrucción del patrimonio histórico en Mosul, incluida la mezquita.

El 95% de los atentados de grupos como Daesh son en países de mayoría musulmana

El 95% de los atentados terroristas de grupos como Daesh o Al Qaeda se producen en países de mayoría musulmana, de acuerdo con el informe al respecto de 2017 realizado por el Observatorio Internacional de Estudios sobre Terrorismo (OIET) perteneciente al colectivo español de víctimas Covite.

Aunque la destrucción de la Gran Mezquita de Al Nuri en el mismo año de ese informe fue especialmente significativa por el simbolismo que los terroristas de Daesh le habían querido dar, no es el único templo musulmán que destruyen aquellos que dicen hacer la ‘yihad’*. En febrero de 2017 Daesh asumió la autoría de otro ataque, esta vez en Pakistán, contra otra mezquita. En esa ocasión fallecieron al menos 70 personas.

El 1 de mayo de este año otro atentado mató a al menos 27 personas en una mezquita de Nigeria. En agosto murieron otras 29 personas en otro ataque terrorista, esta vez en Afganistán. La BBC informó de que los talibanes habían negado su autoría y recordó que Daesh “había reclamado su responsabilidad previamente por otros ataques a mezquitas chiíes” en ese país. Estos son solo algunos ejemplos recientes de ataques contra mezquitas de grupos afines a Daesh.

* ‘Yihad’ en realidad significa “esfuerzo máximo” en árabe y en su aplicación teológica musulmana se aplica a la dedicación a mejorar uno mismo y el entorno. Tiene una aplicación -que no es la prioritaria- para la defensa militar ante un ataque, pero con normas muy concretas -incluidas no matar a civiles ni destruir templos- y siempre tomando la decisión un Estado reconocido, como explica Salam Plan en este artículo. Así lo enfatizó también el secretario de la Comisión Islámica de España, Mohamed Ajana, en esta entrevista junto a su amigo, el sacerdote católico y director de Relaciones Interconfesionales de la Conferencia Episcopal Española, Manuel Barrios.

>>> Sigue a Salam Plan- ‘periodismo contra el odio’ en Twitter y Facebook . ¡Ahora también en YouTube!<<<