fbpx

migrantes


La activista de 74 años que vela por los migrantes en la frontera Francia-Italia

A Martine Landry la juzgaron por ayudar supuestamente a dos menores migrantes a cruzar la frontera de Italia a Francia. Esta francesa septuagenaria fue absuelta, pero ahora se enfrenta a un recurso que podría sentenciarla a 5 años de cárcel y 30.000 euros de multa. Mientras, sigue yendo varias veces a la semana a la frontera para tratar de garantizar los derechos de los migrantes. Junto a ella hay ahora unos 60 activistas para observar la situación en esta zona. Están apoyados por ONG como Cáritas, Amnistía Internacional o Médicos Sin Fronteras.




Más de 500 rescatados en el Mediterráneo piden un puerto seguro a Europa en medio del temporal

El oleaje se ha hecho tan fuerte en las últimas horas en el Mediterráneo que una patera que salió de Argelia el domingo con la esperanza de llegar al sur de la península, acabó llegando arrastrada hasta Menorca el martes. Tanto Médicos Sin Fronteras con 356 personas rescatadas a bordo del Ocean Viking, como en el Open Arms con 147 rescatados, piden urgentemente un puerto seguro. La ONU recuerda que Libia no lo es.


20 muertos en el atentado de un supremacista blanco en El Paso

Veinte personas han fallecido y otras 26 resultaron heridas este sábado cuando un hombre disparó indiscriminadamente contra quienes compraban en un centro comercial de El Paso (Texas, EEUU). El presunto autor está detenido mientras el FBI ha abierto una investigación por «terrorismo doméstico». Se enfrenta a una posible pena de muerte.


“Vieron cómo se ahogaban sus familiares y ahora irán a prisión o desaparecerán en la guerra”: así es la supervivencia a un naufragio en Libia

Anne-Cecilia Kjaer es coordinadora de enfermería de Médicos Sin Fronteras y atendió el jueves en Libia a las personas rescatadas del naufragio en el que perdieron la vida más de 100 personas. La agencia de Naciones Unidas para los refugiados (Acnur) lo ha calificado como “la peor tragedia del año de una embarcación en el Mediterráneo”. Ella pudo asistir a los supervivientes y hablar con ellos. Éste es su testimonio y la supervivencia a la que se enfrentan a su vuelta a tierra firme:




“Yo no sabía que era negro… hasta que llegué a Libia”

Ousman Umar salió de su casa en Ghana a los 9 años, aunque por entonces él únicamente sabía que había nacido un martes. En su tribu, los años exactos son irrelevantes. Tuvieron que ser las pruebas sanitarias que le hicieron ocho años después, al llegar a Canarias en un cayuco, las que determinaran su edad. Entonces era crucial determinar si era menor o no, para saber si se podía quedar en España.