Por qué ‘España mira a la Meca’ no representa a los musulmanes

Jóvenes musulmanes de España como Eva, Hind o Ernesto participan en la campaña #IslamEsDiversidad.

Las críticas comenzaron a llover desde el primer momento en las redes sociales. El programa en el que Tele 5 prometía hacer “una radiografía de la comunidad musulmana” de España “sin prejuicios” decepcionó a algunos musulmanes y a otros les confirmó sus temores: se repetían estereotipos y se vinculaba su religión a la violencia. Salam Plan ha hablado con activistas y representantes musulmanes, con expertos no musulmanes y con la conductora de ‘España mira a la Meca’, Ana Terradillos.

El Observatorio de la Islamofobia en los Medios, lanzó la voz de alarma tras la emisión del primero de tres capítulos. Después constataron que en los siguientes capítulos se mantendrían “los mismos errores”, ha indicado a Salam Plan Pedro Rojo, arabista y codirector del Observatorio. El primero giraba, según Tele 5, en torno a la convivencia; el segundo estaría dedicado a la mujer musulmana y el tercero, al terrorismo.

“Aunque hay aspectos positivos en el programa -dice Rojo-, hay mucho contenido que según nuestra metodología es islamófobo: la vinculación general de lo musulmán con violencia, marginalidad, el sensacionalismo, la dialéctica del ‘ellos’ contra ‘nosotros’, el uso sesgado de las cifras y la terminología o presentar la excepción negativa como generalidad”. El analista también lamenta que se “extranjerizara a la comunidad musulmana, cuando casi la mitad de los dos millones de musulmanes que viven en España son españoles”.

El Observatorio se puso en contacto con la presentadora, Ana Terradillos, y tanto ella como parte del equipo que realizó el programa se reunirán con el Observatorio y representantes musulmanes para debatir el contenido de ‘España mira a la Meca’, algo que Rojo valora muy positivamente, pues “no es habitual”.

“Hay mucho contenido que según nuestra metodología es islamófobo: la vinculación general de lo musulmán con violencia, la dialéctica del ‘ellos’ contra ‘nosotros’, la excepción negativa como generalidad”

— Pedro Rojo, Observatorio de la Islamofobia

El propio título del programa –‘España mira a la Meca’– les pareció fuera de lugar a varios de los activistas o representantes musulmanes consultados. “No venía al caso. Prácticamente una provocación”, considera un portavoz de uno de los más destacados organismos de representación musulmana, que prefiere permanecer en el anonimato. Están considerando la posibilidad de remitir una queja a la cadena que lo emitió o tomar otras medidas.

“Cuando vi los encabezados y los textos que lo anunciaban, decidí no verlo y no hacer mala sangre”, confiesa a Salam Plan la presidenta de honor de la Plataforma Ciudadana Contra la Islamofobia, Amparo Sánchez Rosell.

Los musulmanes que sí lo vieron con quienes ha podido contactar Salam Plan, no creen que ‘España mira a la Meca’ sea una “radiografía” correcta. Ni siquiera quienes inicialmente valoraron positivamente el trabajo desde sus redes sociales. Las críticas coinciden en señalar dos errores principales: que se relacionara su fe con el conflicto o la violencia y que se señalara como machista.

¿Sin prejuicios?

“Deja de centrarte en lo que llevo y fíjate en lo que te digo”. “No soy una musulmana moderna por no llevar el velo”. “Soy futura criminóloga y especialista en casos de terrorismo y alto riesgo, ya que el terrorismo no tiene ninguna religión”. “El islam es una forma tan diversa de entender la vida como cada una de las personas que componen la comunidad musulmana”. “El valor de una persona no se reduce a su religión”.

Son las frases de Eva, Sabila, Ernesto, Sara, Safiya, Hind… jóvenes musulmanes de distintas partes de España que esta semana lanzaron una campaña para mostrar que el #IslamEsDiversidad. Animan a otros musulmanes a unirse, “para que hablen por sí mismos y cuenten las distintas realidades del islam en España”.

Las promotoras son dos estudiantes musulmanas de Elche y Lérida, Hind El Fadli (19 años) y Safiya Kerchaoui (16). Para ellas, el programa fue la gota que colmó el vaso de la islamofobia y los prejuicios, como explicó Hind El Fadli a Salam Plan.

“Dios mío, si la sociedad nos viera como nos ven en este programa, ¿qué hacemos aquí? Somos personas normales, como el resto: con nuestras necesidades, con nuestras inquietudes”

— Borja Castellano, Asociación Musulmana por los DDHH

La promoción de ‘España mira a la Meca’ afirmaba que era una investigación sobre los musulmanes en España que se abordaba “sin prejuicios”. Para Borja Castellano García, presidente de la Asociación Musulmana por los Derechos Humanos que se creó recientemente en España, la conclusión tras ver los tres programas es clara:

“Seguimos acudiendo a unos prejuicios de hace 10 o 20 años de los musulmanes, como personas peligrosas o arcaicas. Había una ideología previa”, afirma este canario. Y lamenta: “Dios mío, si la sociedad nos viera como nos ven en este programa, ¿qué hacemos aquí? Somos personas normales, como el resto: con nuestras necesidades, con nuestras inquietudes y obviamente no se pueden destacar solamente la parte negativa que puedan tener ciertos sectores de la comunidad”.

“Para mí, no son reportajes de investigación, son reportajes de consolidación [de una idea preconcebida]”, dice Jihan Dahou, una joven periodista de Figueras a la que entrevistaron para el capítulo sobre mujeres musulmanas.

¿El islam es violento?

La presentadora del programa, Ana Terradillos, es especialista en seguridad, defensa y terrorismo, unos temas que estuvieron presentes en los tres capítulos emitidos por Tele 5. Ese foco no sentó nada bien a los musulmanes consultados ni a la mayoría de quienes profesan esta fe y manifestaron su opinión a la periodista en redes sociales.

En el primero, dedicado teóricamente a la convivencia, se incidió en la conflictividad del barrio ceutí de ‘El Príncipe’ en gran parte del episodio relacionándolo con el hecho de que su población es musulmana. Karim Prim, es agente cívico, vecino de ‘El Príncipe’ y contertulio en la cadena SER de Ceuta, la misma emisora para la que trabaja habitualmente la presentadora del programa a nivel nacional. Él valoró positivamente el trabajo de la periodista en su cuenta de Twitter.

Al preguntarle por ello Salam Plan, mantiene que está “a favor del programa”, porque dice que expone unos problemas que existen. Pero al mismo tiempo reconoce que “el enfoque” no le parece apropiado. “El programa en sí no es una radiografía buena de lo que pasa en España, porque cosas buenas pasan y pasan desapercibidas. El tema negativo, pues desgraciadamente tenemos que corregirlo y eso forma parte del colectivo musulmán”, opina Prim. Considera que gran parte de la culpa en la imagen negativa de los musulmanes en España se debe al hermetismo de algunos de sus representantes más destacados.

“La radiografía que haría yo como musulmán no sería vendible para la audiencia de Tele 5, porque la gente busca el morbo, que el musulmán sea el malo, que la mujer lleve el pañuelo porque está oprimida”

— Karim Prim, agente cívico de ‘El Príncipe’

“La radiografía que haría [yo] como musulmán no sería vendible para la audiencia de Tele 5 (…), porque la gente busca el morbo, que el musulmán sea el malo, que la mujer lleve el pañuelo porque está oprimida”, comenta Prim. “Pero para hacer una radiografía, tenemos que tener a verdaderos representantes de entidades religiosas que den ese paso, que abran sus puertas y hagan ver a la población musulmana qué es el islam”.

Para él también es clave que se pueda abordar el terrorismo denominado ‘yihadista’ entre los musulmanes, “porque no es yihad tal y como lo conocemos los musulmanes. Hablamos de majaras que, desgraciadamente, han utilizado a gente de nuestras ciudades para lanzar un mensaje radical”.

Mohamed Kardali es otro musulmán que inicialmente valoró positivamente ‘España mira a la Meca’ y felicitó a su presentadora en Twitter. Consideraba que el programa no había caído en el sensacionalismo. Hasta que vio el tercer capítulo, dedicado al terrorismo. Desde Ciudad Real, explica a Salam Plan que le hizo cambiar de opinión: “Sinceramente han caído en el típico programa que habla de terrorismo como han hecho los demás”.

>>> Sigue a Salam Plan- ‘periodismo contra el odio’ en Twitter y Facebook <<<

‘Yihad’ en árabe significa “esfuerzo máximo”. Aplicado a la teología islámica, se trata del “esfuerzo que hace una persona en los diferentes ámbitos de la vida para alcanzar unos modales éticos que se ponen en práctica de diferentes maneras en el día a día: trabajar y ganarse el sustento de su familia de una manera ética, el esfuerzo en los estudios… (siempre) para servir a la humanidad, mejorar el mundo”, describió el sociólogo y teólogo musulmán, Abdelaziz Hammaoui, a Salam Plan para el artículo “El verdadero significado de yihad y cómo los terroristas lo incumplen punto por punto”. Él fue presidente del Centro Cultural Islámico de Valencia, Premio Nacional de Juventud 2013 y trabaja actualmente en Melilla.

‘España mira la Meca’ habló de la ‘yihad’ como sinónimo de terrorismo, como sucede en muchas informaciones. Lo que sí establecen las enseñanzas islámicas son normas para una defensa militar en caso de ser atacados. Los terroristas incumplen dichas reglas por sistema, como se puede comprobar en el artículo mencionado.

“Los textos sagrados del islam, de la religión cristiana y de la judía son textos que hablan de paz. Por ejemplo, en la religión musulmana [se establece] no coaccionar al otro en temas de religión, de respeto a la libertad”

— Manuel Barrios, Conferencia Episcopal Española

Manuel Barrios es sacerdote católico y el responsable para el diálogo interreligioso en la Conferencia Episcopal Española. No vio el programa en la televisión, pero accede a hablar con Salam Plan para dar su visión sobre la religión musulmana y quienes la profesan:

“Compartimos muchas creencias: creemos en un solo Dios, que es un Dios creador y juez, creemos que se premian las obras buenas, creemos en la labor por la paz, en intentar la promoción del bien de todos… Dentro de todas las religiones siempre puede haber una interpretación extremista y fanática de los textos sagrados, pero lo que hay que hacer -y lo decía también un imam que participó [en un encuentro interreligioso reciente en Madrid]- es ir al sentido original de los textos sagrados. Y los textos sagrados del islam, de la religión cristiana y de la judía son textos que hablan de paz. Por ejemplo, en la religión musulmana [se establece] no coaccionar al otro en temas de religión, de respeto a la libertad”.

Barrios no conoce únicamente la teoría, trabaja habitualmente con representantes musulmanes y además cuenta que es “muy amigo de muchos musulmanes: son personas muy agradables, con las que me llevo muy bien”.

¿Mujeres musulmanas oprimidas?

A Jihan Dahou le gusta mucho escribir y pintar acuarelas. No en vano hizo el bachillerato de artes y ha estudiado periodismo. Este curso se muda de Figueras, su ciudad, a hacer un Máster de Investigación de Mercados y Márketing en Ceuta. No conoce a nadie allí, pero es en esa ciudad donde ha obtenido la plaza el máster de la Universidad de Granada.

Ella participó en el capítulo dedicado a las mujeres musulmanas en España y compartió su decepción con el resultado en sus redes sociales. Ahora cuenta a Salam Plan que se siente manipulada. En el momento de aquella entrevista ella era redactora jefe de una revista digital llamada Hijabi Plus Magazine y pensó que ese era el motivo por el que la habían contactado. Pero al final, además de hablar sobre eso, lamenta que le preguntaran principalmente sobre asuntos personales como su opinión sobre la virginidad o el matrimonio. Cuenta que le pidieron que en máximo un par de palabras dijera qué era para ella el matrimonio, la virginidad, el divorcio, la libertad de la mujer. Su respuesta no se publicó.

“Me sentí timada. Porque si a mí me dices que me vas a entrevistar por ser redactora jefe de equis revista, luego no me saques hablando de virginidad”, lamenta Dahou. “Cuando me preguntó sobre la virginidad, yo le dije que la virginidad para mí era una opción. Y que en lo religioso eso solo concierne a la relación tuya con Alá; nadie más se puede meter en eso, ni siquiera tu pareja”. El programa mostró la respuesta de otra joven entrevistada para la que la virginidad era muy importante, una opinión que para Dahou es igualmente lícita, pero no refleja la variedad de visiones al respecto.

“Cuando me preguntó sobre la virginidad, yo le dije que la virginidad para mí era una opción. Y que en lo religioso eso solo concierne a la relación tuya con Alá; nadie más se puede meter en eso, ni siquiera tu pareja”

— Jihan Dahou, periodista

Además, el programa afirmó: “Todas las mujeres que participan en este reportaje nos han vetado hablar de sexo”, lamenta la analista hispano-egipcia Aurora Ali. Ali, que también es activista contra la islamofobia, cuenta a Salam Plan que necesitó tres días para analizar el programa dedicado a las mujeres, porque a cada paso necesitaba pararlo para tomar nota de falsedades, inexactitudes u otros aspectos que le parecieron erróneos.

Por ejemplo, niega que las mujeres tengan prohibido entrar en las mezquitas durante la menstruación (como afirmó el programa); también niega que el Corán defienda pegar a las mujeres, como indican algunas traducciones de una sura (versículo del libro sagrado del islam) por la que se preguntó a una entrevistada.

Esa mujer respondió que hay desacuerdo en la traducción del término, como también explicaron presidenta de honor de la Plataforma Ciudadana Contra la Islamofobia Amparo Sánchez Rosell y la abogada Nessrin E. Bensaid a Salam Plan para el reportaje ‘¿Musulmana y feminista’ Ellas demuestran que es posible’, ambas musulmanas y feministas.

La islamóloga no musulmana y autora de Ser mujer y musulmana (Ed. Bellaterra), Dolors Bramon, sostuvo en el citado reportaje de Salam Plan que aunque la traducción puede ser otra, la más aceptada sí es “pegar”. Aún así, le restó relevancia, ya que según ella contradice el sentido general del Corán, que a su entender es uno de los primeros textos que defiende la igualdad entre el hombre y la mujer. Añadía además que existen numerosos hadices (en la Sunna, el otro texto sagrado del islam, que narra la vida de su profeta Muhammad) que “critican el maltrato a las mujeres” y defienden que el profeta dijo que el mejor musulmán es el que trata bien a la mujer.

“Yo cuando pienso en mujer musulmana, pienso en mujer libre, con carácter y fuerza. Para ponerme un velo y salir a la calle en una sociedad que sé que no me va a aceptar, tengo que ser valiente”

— Jihan Dahou, periodista

Dahou asegura que como periodista entiende que hay que recortar el contenido de una entrevista, pero cree que la suya se ha manipulado. “Escoges lo que más te conviene para tener un resultado final, que es mujer igual a virginidad, igual a matrimonio, igual a abandono social. Yo cuando pienso en mujer musulmana, pienso en mujer libre, con carácter y fuerza”, contrapone. “Yo para ponerme un velo y salir a la calle en una sociedad que sé que no me va a aceptar, tengo que ser valiente por lo menos”. Además, señala que hay numerosas mujeres musulmanas activistas en España y dice: “Luego te dicen que estás oprimida. ¿Oprimidas de qué?”

Sara Jaadar es una de las portavoces de la Asociación de Chicas Musulmanas Españolas (ACHIME). Para ella, el capítulo dedicado a las mujeres musulmanas “no hace justicia” a lo que son. Considera que a pesar de que se mostraran varios perfiles, “a la hora de sacar la idea general, realmente no estaba reflejando la realidad, sino que se enseñaba un poco el ‘bueno, tenemos aquí a algunas musulmanas modernas’. Para el islam no tiene cabida esa modernización, sino que están representando el islam en su esencia”.

Yasmin Salem fue otra de las mujeres musulmanas entrevistadas en el reportaje. Emprendedora, lleva su propia peluquería para mujeres, y el programa hizo hincapié en que no podían pasar los hombres sin aviso previo. Pero hoy en día hay también iniciativas como gimnasios solo para mujeres, cuya motivación no está relacionada con ninguna religión.

Salem es una activista por los derechos de la mujer bien valorada entre las jóvenes musulmanas de España y ella también mostró su decepción tras la emisión del capítulo en el que aparecía.

“El resultado de nuestra entrevista para Telecinco acabó siendo un circo donde parecía ser más importante recalcar que no atendemos a hombres que a nuestro esfuerzo diario por abrirnos camino en el mundo laboral. #emprender #LucharContraLaExclusionSocial #ApostarPorLaDiversidad”, tuiteó.

>>> Sigue a Salam Plan- ‘periodismo contra el odio’ en Twitter y Facebook <<<

Jadu D. M. fue una de varias personas que apoyaron a Salem públicamente: “Si es una peluquería de mujeres y algunas llevan velo, es obvio que no puedan entrar hombres para que la clienta esté relajada y reciba el servicio por el que ha pagado. Es la Ley de Oferta y Demanda”, tuiteó.

Para Jaadar, “a cada paso que daba” el capítulo sobre las mujeres transmitía el mensaje erróneo de que el islam es “una religión machista”. Ella siente que el capítulo sirvió para “aumentar y seguir alimentando esos prejuicios que ya existen”. Por ello, cuenta a Salam Plan que desde ACHIME están contactando con otras asociaciones y plataformas de musulmanes para saber “cuál es la opinión general” sobre ‘España mira a la Meca’ y ver qué medidas tomar al respecto.

Reconoce el “disgusto” entre las jóvenes musulmanas tras la emisión y muestra su apoyo a quienes ofrecieron una entrevista al programa: “Entiendo que las chicas que participaron lo hicieron con toda su buena voluntad de poder dar una visión de las chicas musulmanas real, de quiénes somos, que somos chicas que perseguimos nuestros sueños y que no necesariamente va ligado a una cultura o a una tradición”.

Borja Castellano y Pedro Rojo, el codirector del Observatorio de la Islamofobia en los Medios, coinciden en que la variedad de perfiles que se presentaron en el programa podría haber sido algo positivo si no fuera por la conexión negativa que se unía a ellos repetidamente.

La respuesta de Ana Terradillos

Desde el Observatorio, han contactado con la periodista que condujo el programa, que fue líder de audiencia en su franja horaria. Ana Terradillos “ha sido muy receptiva a nuestras críticas y a acordar una reunión con ella y representantes de la comunidad musulmana para analizar el contenido del programa, lo cual nos parece una iniciativa muy positiva y poco común en el mundo del periodismo”, destaca Rojo.

Mientras tanto, Salam Plan ha contactado con Terradillos, quien ha respondido a las críticas a petición de esta web de periodismo contra el odio. Asegura que el programa, realizado por un equipo de profesionales, “se esfuerza en normalizar la convivencia con la población musulmana y en reducir el creciente y triste impacto de la islamofobia en España”. La reportera añade “se han mostrado opiniones sobre la comunidad musulmana y, obviamente, son totalmente contrarias a las opiniones del programa, de la cadena y de la presentadora”.

“Se han mostrado opiniones sobre la comunidad musulmana y, obviamente, son totalmente contrarias a las opiniones del programa, de la cadena y de la presentadora”

— Ana Terradillos, ‘España mira a la Meca’

Explica que los tres temas elegidos para cada capítulo de ‘España mira a la Meca’ se escogieron así, “porque consideramos que son tres ejes sobre los que gira un debate. Los dos primeros [convivencia y mujeres musulmanas] nos parecían además muy novedosos”. Afirma que ya están preparando la reunión con el Observatorio y representantes musulmanes. “Esperamos que acuda mucha gente. Yo personalmente creo que es más fructífero el debate cara a cara que no la crítica fácil”, indica.

Por el momento, no hay fecha para el encuentro.

>>> Puedes leer la entrevista completa a Ana Terradillos AQUÍ<<<