fbpx

Claves del Plan Antirracista de la UE, con medidas contra el “racismo estructural”

Imagen de campaña del Plan Antirracista de la Comisión Europea. © Comisión Europea 2020

“Con este plan de acción, reconocemos que el racismo no solo lo perpetran personas, sino que es también estructural”, declaró el viernes Helena Dalli, comisaria europea de Igualdad. El nuevo Plan Antirracista de la UE reconoce abusos policiales y falta de diversidad en la plantilla de funcionarios europeos.

>>> Sigue a Salam Plan– periodismo contra el odio- en Twitter y Facebook<<<

El movimiento ‘Black Lives Matter’ ha logrado que las instituciones europeas reaccionen en cuestión de pocos meses para combatir más y mejor el “racismo institucional” que los activistas antirracistas llevan años denunciando. A finales de junio el Parlamento Europeo reconoció el uso de perfiles raciales en la lucha antiterrorista de sus Estados miembros y pidió su fin. A la vuelta del verano, la Comisión Europea ha presentado un Plan de Acción de la UE contra el Racismo, con el que promete evaluar y atajar defectos racistas en las instituciones europeas y nacionales durante los próximos cinco años:

“Con este plan de acción, reconocemos que el racismo no solo lo perpetran personas, sino que es también estructural”

Helena Dalli, comisaria europea de Igualdad

1. Reevaluar el marco legal contra la discriminación, el racismo y la xenofobia. En 2021, la Comisión informará sobre la aplicación de la Directiva sobre la igualdad racial y tramitará cualquier posible acto legislativo conexo antes de 2022. Se determinarán “posibles lagunas que deben colmarse” para una “mejor aplicación” del derecho europeo.

2. Mayor diversidad racial y étnica en el personal de la Comisión Europea. La Comisión adoptará medidas a la hora de la contratación y selección del personal para mejorar “significativamente” la representatividad del personal de la Comisión. Invita a las otras instituciones de la UE a que adopten medidas similares.

3. Un coordinador de la lucha contra el racismo. Llevará a cabo un diálogo con personas de las minorías raciales o étnicas y con las instituciones y representantes de la sociedad civil de los Estados miembro. Existe ya una figura similar en el seno de la Comisión, destinada a luchar contra la islamofobia: el Coordinador contra el Odio Antimusulmán.

4. Presión para prevenir el racismo en la Policía. El Plan da una llamada de atención para que “los Estados miembros a redoblen sus esfuerzos para prevenir las actitudes discriminatorias por parte de los cuerpos policiales y refuercen la credibilidad de la labor policial contra los delitos de odio”. Se hará con el apoyo de la Agencia de los Derechos Fundamentales (FRA) y la Agencia de Formación Policial (CEPOL) de la Unión Europea.

5. Presión para planes de acción nacionales antes de 2023. Hasta finales de 2021, la Comisión buscará la colaboración con expertos nacionales y acordará los ejes fundamentales en los que se deberían basar los planes de acción nacionales que pide.  Presentará un primer informe de situación a finales de 2023.

6. Sensibilización y lucha contra los estereotipos raciales y étnicos a través de los medios de comunicación, la educación, la cultura y el deporte.

7. Mejora de la recogida de datos desglosados por origen étnico o racial, una de las peticiones de organismos internacionales como la ONU o activistas en la lucha contra los delitos de odio.

8. Capitales europeas de la inclusión y la diversidad.

9. Cumbre contra el racismo en la primavera de 2021.

>>> También puedes leer: Los delitos de racismo y xenofobia aumentan un 21% <<<

“Ha llegado el momento de cambiar, de construir una Unión verdaderamente antirracista, que pase de la condena a la acción”, manifestó la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, esta semana durante su discurso sobre el estado de la Unión.

Hace tan solo un año, la nueva Comisión Europea que inauguraba Von der Leyen creó alarma con el ‘ministerio’ (la dirección general) denominado ‘Protección de nuestro estilo de vida europeo’. Von der Leyen defendió que aquel nombre no era excluyente, sino que se centraba en la defensa de los valores democráticos europeos. Lejos parece ahora esa polémica, y serán el tiempo y la aplicación del Plan Antirracista los que demuestren si gana el enfoque de una sociedad diversa e inclusiva.

>>> Sigue a Salam Plan– periodismo contra el odio- en Twitter y Facebook<<<