fbpx

Jesús en el Corán: los musulmanes también creen en él como «enviado» de Dios y celebran su nacimiento

Cubiertas de un ejemplar de la Biblia y del Corán. CC

«No puedo ser un musulmán si no amo a Jesús y a su madre, la virgen María», asegura Mohammed Kozbar, presidente de la mezquita londinense de Finsbury Park que sufrió un atentado islamófobo en junio de 2017. Para el islam, Jesús es un profeta muy querido y destacado en el Corán.

Isa (nombre en el árabe coránico para Jesús) es «el Enviado» en diversos pasajes del libro sagrado del islam. Los musulmanes consideran que vino para confirmar la «sabiduría» anunciada previamente en la Torá (de los judíos) y otras escrituras sagradas.

«Hay una conexión religiosa: el nacimiento de nuestro profeta Jesús, que en el Corán es nombrado de muchas maneras y es venerado como Mesías o proclamador del Evangelio«, destaca Aiman Mazyek, presidente del Consejo Central de Musulmanes en Alemania (ZMD, por sus siglas en alemán)

>>> Sigue a Salam Plan- ‘periodismo contra el odio’ en Twitter y Facebook . ¡Ahora también en YouTube!<<<

Tres elementos son similares entre las creencias musulmanas y cristianas:

Jesús como «el Enviado»

Kozbar destaca en un correo a Salam Plan que «Jesús, el hijo de María, es uno de las cinco preciosas personas que más sufrió en el camino de Dios para guiar a la humanidad». Se refiere a los cinco profetas del islam, de quienes cuatro figuras coinciden con la tradición cristiana: Abraham, Noé, Moisés y Jesús. El último profeta -y el más destacado para los musulmanes- es el único que no coincide: Muhammad (o Mahoma). Para Kozbar, los cinco son «compañeros que se graduaron en la misma escuela, la escuela de Dios».

«Enviado» es la acepción con la que se refiere el Corán reiteradamente a Isa, a quien considera «fortalecido por el Espíritu Santo». Presentado como «el Enviado» de Dios para propagar su mensaje tan pronto como en la segunda Sura (capítulos en los que está dividido el Corán), en la Sura 61 se cita a Jesús asegurando que es el «nuncio de un Enviado que vendrá después de mí». Es en ese punto donde Isa anuncia la llegada del principal profeta del islam: Muhammad.

«El Corán le ve (a Jesús) como uno de los grandes profetas y mensajeros (…). Jesús es una figura altamente venerada, especialmente entre los musulmanes sufíes, que lo ven como ejemplo de un verdadero devoto consumido por su amor a Dios», explica Azim Nanji en su Dictionary of Islam (Ed. Penguin Reference Library).

«Aunque la fiesta de Navidad no ocupa un lugar en el calendario histórico de la liturgia musulmana, en Occidente un gran número de musulmanes comparten y participan diferentes festividades con los cristianos». ¿Por qué? «Numerosos musulmanes se dan cuenta de que es interesante acordarse de Jesús, como un profeta muy importante del islam». Lo explica por vídeo a Salam Plan Michaël Privot, director de la Red Europea Contra el Racismo (ENAR, por sus siglas en inglés) con sede en Bruselas.

«En cualquier caso [la Navidad] es una época en la que las familias se juntan, celebren la fiesta con sus familiares cristianos o no. Muchas comunidades organizan encuentros familiares en la época navideña o invitan a grandes eventos», asegura Mazyek desde Alemania.

La importancia de María

La primera vez que en el Corán se menciona a Jesús es precisamente así, como «hijo de María» (Sura 2, 87). Sobre si era virgen o no, el Corán se refiere a ello así:

«Cuando los ángeles dijeron a María: Dios te anuncia la buena nueva de una Palabra que procede de Él. Su nombre es el Ungido, Jesús (…). Hablará a la gente en la cuna y de adulto (…). Dijo ella: ‘¡Señor! ¿Cómo puede ser si no me ha tocado mortal?’ Dijo: Así será. Dios crea lo que Él quiere'» (Sura 3, 45-47).

Para algunos musulmanes este pasaje no implica la virginidad de María. Julio Cortés explica en su edición española del texto sagrado de los musulmanes que «el islam, en el pasado, ha visto en el Corán un reconocimiento de la concepción virginal de Jesús. Algunos modernistas niegan que el Corán lo reconozca».

Kozbar, sí habla de la «virgen María» y subraya que el Corán le dedica «todo un capítulo y lo nombre como ella, a pesar de no haber capítulo titulado con el nombre de la madre, mujer o hija del profeta Muhammad». Privot, por su parte, dice que «María, Mariam [su nombre en árabe] es considerada como una profeta que recibió una revelación».

Jesús como hacedor de milagros

Varias aleyas (versículos) del Corán están dedicados a hablar de los milagros que Jesús llevó a cabo según la fe musulmana… y cristiana. Como curar «al ciego de nacimiento y al leproso» o «resucitar a los muertos» con «permiso» de Dios (Sura 5, 110).

La diferencia sobre Jesús entre la fe cristiana y la musulmana está en la naturaleza divina como hijo de Dios para la primera y terrenal para la segunda, si bien en el islam es una figura muy querida y tan importante que creen que volverá a la tierra para anunciar el juicio final.

Jordan Denari Duffner, una joven teóloga católica de Estados Unidos, recoge una anécdota al respecto en su libro Finding Jesus among Muslims- How loving islam makes me a better catholic («Encontrando a Jesús entre los musulmanes – Cómo amar el islam hace que sea mejor católica», Ed. Liturgical Press). Un día que cogió un taxi en Amán (Jordania) para ir a la Iglesia de los Santos Pedro y Pablo, el conductor le preguntó cuál era la principal diferencia entre cristianos y musulmanes. Ella respondió que los «cristianos creen que Jesús es Dios y los musulmanes no lo creen». El taxista no lo negó, pero acto seguido añadió: «Tome un pelo de su cabello, solo uno. Es tan fino que apenas lo puede atrapar. Eso es lo que nos divide», opinó.

Para Privot, «Jesús y su madre constituyen lazos de meditación para la convivencia de cristianos y musulmanes. La fiesta de Navidad es una buena ocasión para debatir con toda fraternidad».

>>> Sigue a Salam Plan- ‘periodismo contra el odio’ en Twitter y Facebook . ¡Ahora también en YouTube!<<<

*Artículo publicado por primera vez el 25 de diciembre de 2017 y completado el 24 de diciembre de 2018.