fbpx

La presunta agresión policial a un menor aumenta la tensión en Melilla entre acusaciones de islamofobia

Islam es el menor agredido en Melilla. Foto cedida por su familia

El menor de 17 años ha asegurado que los policías, vestidos de paisano, le confundieron con un menor extranjero no acompañado (MENA) y le atacaron tras preguntarles la hora. Los agentes aseguran que fueron ellos los atacados en primer lugar. Ambas partes fueron atendidas en el hospital y han interpuesto denuncias, mientras un vídeo muestra a un hombre agrediendo al joven ya reducido y esposado.

“Si lo habéis reventado ya, lo habéis reventado ya”, se oye decir a un testigo mientras el chico  permanece esposado en el suelo. Un hombre, presuntamente un agente de paisano, le propina varios golpes en la cara. “Estate tranquilo, no des más patones, no des más patones, ¿vale?”, pide una voz femenina, que parece dirigirse al chico. Se le oye quejarse del dolor y acto seguido, un golpe seco a lo que otra persona reprende: “¿Qué haces?”.

“Se ha abierto una investigación y se va a llegar al fondo del asunto”, ha asegurado la delegada del Gobierno en Melilla, Sabrina Moh. El objetivo, según un comunicado de la Delegación es “esclarecer los hechos y delimitar las responsabilidades después de que se haya conocido un vídeo en el que se ve a un joven esposado siendo agredido, presuntamente, por un policía”.

“Esos dos puñetazos están mal y por supuesto que hay que abrir una investigación, pero a partir de ahí no puedes ir atrás y justificar”

— Ramón Cossio, Sindicato Unificado de Policía

El portavoz del Sindicato Unificado de Policía (SUP), Ramón Cossio, lamenta en conversación telefónica con Salam Plan la decisión de la delegada. Considera que es vulnerar su presunción de inocencia y pide una investigación previa. “Sale la delegada de Gobierno que abrirán expediente, habrá que investigar antes. Si hay una infracción, habrá que asumirla”, afirma.

Sobre la agresión que se ve en el vídeo, admite que “le ponen los grilletes y está [el chico] pegando patadas y está retorciéndose y va y le pega dos puñetazos; bueno, pues esos dos puñetazos están mal y por supuesto que hay que abrir una investigación, pero a partir de ahí no puedes ir atrás y justificar [lo demás]”. Se queja de que parece que le estén torturando y señala que el vídeo no demuestra lo que sucedió previamente ni las lesiones de los policías.

>>> Sigue a Salam Plan- ‘periodismo contra el odio’ en Twitter y Facebook . ¡Ahora también en YouTube!<<<

La formación política Coalición por Melilla (CpM) ha pedido a la Fiscalía de Menores de la ciudad que intervenga y le recrimina que no lo haya hecho ya de oficio. La diputada por CpM Dunia Almansuri comenta desde la ciudad autónoma a Salam Plan que su partido “no entra a valorar lo que no conocemos” y remite al vídeo. Para Almansuri la clave está en que “no hay absolutamente nada que justifique una agresión tan desproporcionada, y mucho menos a un menor”.

“No hay absolutamente nada que justifique una agresión tan desproporcionada, y mucho menos a un menor”

— Dunia Almansuri, Coalición por Melilla

Lesiones

Charaf Eddin Mimon Amar es un tío del menor y atiende a este medio también por teléfono. Cuenta que su sobrino Islam “tiene el tabique nasal y la mandíbula [afectados], mordedura en la espalda, arañazos en el cuello, el hombro inflamado, la rodilla, el tobillo, la espalda no se puede mover bien, lo tenemos que ayudar para ir al baño… ayer fui yo el que le lavé, porque no puede”. Le dieron el alta el lunes y su tío asegura que el menor no quiere volver al hospital por miedo. “El muchacho está como un cromo en casa”.

Islam, el menor melillense que denuncia el ataque de los policías. Fotos cedidas por la familia

Cossio afirma que a dos de sus compañeros tuvieron que darles puntos en la cabeza tras un enfrentamiento con el menor y otros cinco jóvenes. Están de baja, mientras sus compañeros presentan “contusiones y lesiones de menor gravedad”, según añade un comunicado que firman los cuatro sindicatos policiales (SUP, CEP, UFP y SPP).

Los agentes de paisano que investiga la Policía presentan estas heridas. Fotos cedidas por el SUP

El lugar, la hora y una botella coinciden, pero no el resto

Mimon Amar asegura que su sobrino Islam se había ido a pescar por la tarde y su otro tío le mandó a casa al ver que se hacía “más tarde de lo normal”. Era en torno a las 12 de la noche, cuando entró con sus amigos a preguntar la hora en un McDonalds del puerto de la ciudad.

“Uno le dio en el pecho y le dijo ‘puto moro’. Se escapó y al escaparse, lo siguieron, le acorralaron y encontró una botella y le dio a uno de ellos; y ahí lo cogieron y lo machacaron”

— Charaf Mimon, tío del menor agredido

“Uno le dio en el pecho y le dijo ‘puto moro’”, asegura. Islam “se escapó y al escaparse, lo siguieron, le acorralaron y encontró una botella [de cristal] y le dio a uno de ellos; y ahí lo cogieron y lo machacaron: ‘puto moro, te voy a pisar la cabeza’…”. Lamenta que después se llevaran a los agentes de paisano en ambulancia y a su sobrino, no. La madre de Islam contó en La Sexta que también le espetaron “pedazo de MENA”.

La versión de los policías coincide en el lugar, la hora y el uso de la botella, pero no el motivo ni el resto de lo sucedido.

Cossio ha hablado personalmente con los agentes implicados en el suceso, que pasaban 15 días de comisión de servicios en Melilla para trabajar en la frontera. La versión que ellos le han contado es que estaban cenando en el McDonalds el pasado domingo, cuando “entran unos chavales a pedir dinero y les dicen: ‘no molestéis a la gente’”. Los agentes le han asegurado que cuando salieron del restaurante, les estaban esperando los dos que habían entrado en el restaurante junto a otros cuatro jóvenes; y les agredieron. Entre otros asuntos, señalan una botella.

“Un policía a las 12 de la noche saliendo de un McDonalds no está buscando jaleo”

— Ramón Cossio, Sindicato Unificado de Policía

“Un policía a las 12 de la noche saliendo de un McDonalds no están buscando jaleo”, subraya el portavoz del sindicato policial a Salam Plan. “Mi sobrino no tiene necesidad, gracias a Dios, de ir a pedir dinero a nadie”, responde Mimon Amar. “Lo que le hace falta, se lo damos nosotros”. Dice que le encanta pescar y montar en bici, que actualmente se estaba preparando para estudiar “algo de educación física”.

Tanto Cossio como Mimon Amar remiten a las cámaras de seguridad que hay en la zona, el puerto de Melilla, que esperan que clarifiquen lo sucedido.

“Yo no digo que toda la ley es mala. ¡No! No, no, no, al contrario: siempre he acudido a ellos”, enfatiza el tío de Islam. Asegura que su sobrino se enfrentó a un ladrón de retrovisores  y también defendió a una mujer de ser agredida por su pareja.

“Yo no digo que toda la ley es mala. ¡No! No, no, no, al contrario: siempre he acudido a ellos”

— Charaf Mimon, tío del menor agredido

¿Agresión islamófoba?

La diputada de CpM considera que, si se comprueba que el joven fue agredido por confundirlo con un MENA, “es muy grave”. Almansuri explica que en Melilla hay “muchos menores extranjeros no acompañados”. José Palazón, un premiado activista por los derechos de la infancia en la ciudad de la asociación Prodein, ha asegurado en La Sexta que las agresiones policiales a los MENA son habituales allí.

Cossio defiende que es “todo lo contrario” y enumera algunos ejemplos en los que los policías han sido presuntamente agredidos por estos menores.

>>> Sigue a Salam Plan- ‘periodismo contra el odio’ en Twitter y Facebook . ¡Ahora también en YouTube!<<<

Para Yonaida Selam, presidenta de la asociación Intercultura de la ciudad autónoma, el caso se trata de “una agresión islamófoba en toda regla”. Argumenta que la mayoría de los MENA en Melilla son marroquíes musulmanes y considera que este es el motivo de las agresiones contra ellos, que también denuncia.

El portavoz del sindicato policial lo niega rotundamente y señala que también hay agentes musulmanes en el cuerpo. Pide no mezclar una cosa con la otra, pues “bastante complicada es la convivencia en Melilla” y cree que es peligrosa la “desafección” entre policías y ciudadanos “que no beneficia a nadie”.

Abdeselam Mehamed Maanan es un Policía Nacional de Melilla y es musulmán. Él considera que lo que se ve en el vídeo es “un caso aislado” que tendrá que tener consecuencias. Pero no cree que haya islamofobia de por medio. A sus 63 años, afirma a Salam Plan, que él nunca se ha sentido señalado o discriminado en el Cuerpo por su religión.

>>> También puedes leer: Musulmanes españoles que también lo dan “todo por la patria”: los tocayos Abdeselam<<<

Mimon Amar, el tío del menor agredido, ha señalado que uno de los policías que sí estaba de servicio y detuvo a su sobrino es un conocido de toda la vida y le consta que es musulmán. Ambos intercambiaron unas palabras en el hospital sin ponerse de acuerdo sobre lo sucedido, según su relato. Para el tío de Islam está claro, que para los agresores lo mismo era “moro” que musulmán y le agredieron por ello.

Compañeros de los policías denunciados aseguran que un médico “de origen marroquí quiso poner el el parte facultativo sus nombres y estos se negaron y fueron atendidos por otro médico sin vínculos raciales o religiosos con el menor”

— Declaraciones en Melilla Hoy

La presidenta de Intercultura señala las declaraciones de compañeros de los policías expedientados este miércoles en el periódico Melilla Hoy . Aseguran que fueron atendidos en el hospital por un médico “de origen marroquí que quería poner en el parte facultativo el nombre y apellidos de los policías. Estos se negaron (y) finalmente fueron atendidos por otro médico, sin vínculos raciales o religiosos con el menor”.

Los mismos compañeros se quejan también de que “el médico marroquí quería hacer constar en el parte que los policías estaban bajo el efecto de las drogas, cuando eso no es cierto”. Aseguran que los agentes fueron rodeados por 14 jóvenes, que les lanzaron “botellas y objetos contundentes”.

La Asociación Musulmana por los Derechos Humanos ha convocado sendas manifestaciones para este viernes y sábado en Melilla, “por el menor agredido y por los MENA de los que no hay vídeos”.

>>> Sigue a Salam Plan- ‘periodismo contra el odio’ en Twitter y Facebook . ¡Ahora también en YouTube!<<<

* Este artículo ha sido actualizado tras recibir las fotos tanto de las lesiones de Islam como de los policías expedientados.