fbpx

La líder del grupo neonazi Hogar Social Madrid irá a juicio por el ataque a la mezquita de la M-30

Centro Cultural Islámico y mezquita de la M-30 en Madrid. Foto de archivo. © Luis García/ CC

Melisa Domínguez se enfrenta a un máximo de 4 años de cárcel por incitación al odio islamófobo, ha informado EFE. Otras once personas presuntamente implicadas en el ataque a la mezquita quedan provisionalmente fuera del caso.

“Hoy Bruselas, mañana Madrid” ponía en la pancarta que un grupo de personas de Hogar Social Madrid (HSM) colgó sobre la M-30, a escasos 100 metros de la emblemática mezquita de la capital. Lo hicieron el 22 de marzo de 2016, el mismo día que terroristas de Daesh mataron a 32 personas al atacar el aeropuerto y el metro de la capital belga.

La pancarta incluía el logotipo de HSM y el dibujo de una mezquita tachada. El grupo lanzó bengalas y se dirigió a la mezquita a insultar a los fieles musulmanes. También difundió su “acción contra el islamismo radical” en redes sociales, asegurando que el templo musulmán está financiado por el grupo terrorista autodenominado “Estado Islámico” (Daesh).

>>> También te puede interesar: Por qué ‘Estado Islámico’ ni es Estado ni es islámico<<<

La magistrada del Juzgado de Instrucción número 9 de Madrid, Esperanza Collados, ha decidido procesar a la máxima responsable de Hogar Social por los hechos. Pero tras la instrucción previa, ha decidido archivar provisionalmente la causa contra otras once personas que presuntamente participaron en el ataque.

>>> También te puede interesar: El verdadero significado de ‘yihad’ y cómo los terroristas lo incumplen punto por punto<<<

La juez, de acuerdo con el criterio de la Fiscalía, considera que lo que hizo el grupo que lidera Melisa Domínguez supone una incitación al odio que está castigada con entre uno y cuatro años de cárcel según el Código Penal (artículo 510).

La Red Española de Inmigración y Ayuda al Refugiado, que ejerce la acusación particular, recurrirá el auto de procesamiento por haber dejado fuera a los demás presuntos implicados.

Hogar Social Madrid es un grupo que ocupa un edificio de Madrid, cuyo desalojo quedó parado hace dos días. “El miércoles desahucian a 20 españoles que tienen como hogar un edificio, mientras los políticos dan casa con todas las facilidades a inmigrantes”, decían en redes sociales en los días previos.

El grupo neonazi asegura dar ayuda a personas necesitadas, siempre con el requisito de ser españolas. La actuación de marzo de 2016 deja claro otro requisito indispensable para ellos: que los necesitados no sean tampoco musulmanes.

**Ya que estás aquí… te queremos pedir un pequeño favor. Comparte el trabajo de Salam Plan para que cada vez más personas conozcan nuestro periodismo contra el odio, sin propaganda, sin sensacionalismo. Además, puedes seguirnos en Twitter o Facebook. Pásalo. GRACIAS