Conservadores y laboristas británicos acuerdan una definición de islamofobia para acabar con ella

Miembros de la comisión mixta sobre musulmanes británicos durante la presentación del informe.

“La islamofobia es de raíz racista y es un tipo de racismo que se centra en expresiones de musulmaneidad o percibida musulmaneidad“. Esta definición es el resultado de medio año de investigación y consultas dirigidos por una comisión mixta sobre musulmanes británicos en el Parlamento del Reino Unido.

“El objetivo de establecer una definición de islamofobia operativa no ha estado motivado ni pretende restringir la libertad de expresión o la crítica al islam como religión”

Durante ese tiempo, la comisión consultó a académicos de al menos 15 universidades -incluidas las de Oxford o Sussex-, organizaciones musulmanas o que trabajan contra la islamofobia -como Tell Mama o Runnymede Trust– y comunidades locales de musulmanes sobre sus experiencias con la islamofobia y cómo se debería definir. También pidió asesoramiento a juristas y policías.

¿La razón? Ser capaces de abordar y combatir mejor este tipo de crimen de odio bajo una base común que funcionara para todos, especialmente teniendo en cuenta que el debate sobre la islamofobia en Reino Unido se produce desde hace ya dos décadas, según el grupo mixto.

“Hay demasiados miembros de nuestra comunidad musulmana que sufren la islamofobia de forma diaria. Pongámonos de acuerdo en una definición y erradiquemos la islamofobia”, tuiteó la diputada conservadora Anna Soubry, copresidenta de la comisión que aglutina a todos los partidos representados en la Cámara de los Comunes. “Islamofobia no es solo odio anti musulmán. Se trata de una discriminación que sucede cada día (…). Puede ser deliberada o un prejuicio inconsciente”, tuiteó a su vez el copresidente del grupo y diputado laborista, Wes Streeting, tras presentar el informe el martes.

>>> Sigue a Salam Plan- ‘periodismo’ contra el odio- en Twitter y Facebook <<<

“Islamofobia” no es un concepto que se acepte siempre, ya que algunas personas argumentan que limita la libertad de expresión e impide la crítica al islam y a las personas musulmanas. “Déjennos ser claros”, dice el documento a este respecto, “el objetivo de establecer una definición de islamofobia operativa no ha estado motivado ni pretende restringir la libertad de expresión o la crítica al islam como religión”. Continúa diciendo que “todos los participantes en la investigación consideran conveniente la crítica, el debate y una discusión libre sobre el islam como religión” y establecen los límites cuando estos “niegan o impiden las libertades fundamentales y los derechos humanos” de los musulmanes.

Además, el documento argumenta “que las notas explicativas que provee la IHRA [Alianza Internacional para la Memoria del Holocausto] en su definición de antisemitismo podría, para ser justos, ser adoptada en su totalidad para la islamofobia”.

“Las notas explicativas que provee la Alianza Internacional para la Memoria del Holocausto en su definición de antisemitismo podría, para ser justos, ser adoptada en su totalidad para la islamofobia”

El informe proporciona diversos ejemplos de islamofobia que han salido en las noticias en el Reino Unido y van desde ataques violentos o la instigación a cometerlos a la toma de medidas discriminatorias:

Una encuesta de Ipsos Mori concluyó que “la mayoría de los musulmanes [británicos o residentes en Reino Unido] creen que el islam es compatible con la forma de vida británica”, mientras que otro sondeo realizado por YouGov mostró que el 46% de los británicos piensan que “hay un choque fundamental entre el islam y los valores de la sociedad británica”, recoge el diario The Independent.

>>> Sigue a Salam Plan- ‘periodismo’ contra el odio- en Twitter y Facebook <<<