Detienen a un terrorista en Murcia y otro en Vizcaya que planeaban atentar en España y el resto de Europa

La Policía Nacional en el momento de la detención de uno de los dos presuntos terroristas.

Los presuntos terroristas de Daesh permanecían en contacto entre ellos y con otros tres en Marruecos. Formaban parte de una estructura virtual de reclutamiento y adoctrinamiento para atentar en Europa.

Los dos acusados en España, de 21 y 33 años de edad respectivamente y de origen senegalés y marroquí, han sido arrestados en Lorca (Murcia) y Abandiño (Vizcaya). Los otros tres presuntos terroristas han sido detenidos en Marruecos.

Juntos, conformaban una célula que empleaba sus perfiles en redes sociales para llevar a cabo las consignas recibidas por la matriz central de Daesh, ha informado el Ministerio del Interior en un comunicado. Su objetivo era transmitir el material propagandístico de la organización terrorista para captar, adoctrinar y reclutar a nuevos miembros.

Las investigaciones pudieron constatar que los cinco detenidos estaban conectados on line a través de sus redes sociales. A través de ellas compartieron vídeos que ensalzaban al autodenominado ‘Estado Islámico’, a los líderes terroristas y en los que se humillaba a sus víctimas. En estos vídeos también se incitaba a cometer atentados contra la población civil en occidente.

Además, divulgaban instrucciones para aprender a manejar armas blancas con movimientos de ataque e incluso técnicas de decapitación.

>>> También te puede interesar: Por qué ‘Estado Islámico’ ni es Estado ni es islámico<<<

Los dos arrestados en España intentaban adoctrinar a personas próximas a ellos y tenían conexiones con terroristas ubicados en Siria. El detenido en Lorca era el más radical, según los investigadores. Lo consideraban “una peligrosa amenaza”, porque había mostrado expresamente su voluntad de atentar contra los ciudadanos.

Ambos utilizaban aplicaciones de mensajerías instantáneas seguras, diferentes líneas de telefonía móvil o asociadas muchas de ellas a terceros para trata de disipar sus huellas.

**Ya que estás aquí… te queremos pedir un pequeño favor. Comparte el trabajo de Salam Plan para que cada vez más personas conozcan nuestro periodismo contra el odio, sin propaganda, sin sensacionalismo. Además, puedes seguirnos en Twitter o Facebook. Pásalo. GRACIAS