Envían al menos 4 bombas caseras en 48 horas a críticos de Trump, incluidos Obama y Clinton

Obama es uno de los críticos de Trump objetivo de los ataques frustrados. © Elizabeth Cromwell/CC

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha calificado los ataques frustrados de “actos despreciables” y ha pedido unidad frente a ellos. El gobernador de Nueva York no duda en hablar de “terroristas”.

Primero fue el magnate y filántropo George Soros el lunes a última hora, como informó Salam Plan. Resultó ser solo el anuncio de muchos más paquetes con explosivos caseros similares que llegaron o cuya existencia se conoció el miércoles, según informan los medios estadounidenses:

El expresidente Barack Obama y la excandidata a la Casa Blanca, Hillary Clinton, también recibieron uno. A las oficinas neoyorquinas de la CNN llegó otro que iba dirigido al exdirector de la CIA y colaborador de la cadena, John Brennan. En este caso iba acompañado de un sobre con polvos blancos, que están siendo evaluados. Las autoridades también están investigando un paquete enviado a Joe Biden, quien fuera vicepresidente de Obama. Mientras, el gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo, ha informado de que él también recibió un paquete. La CNN habla de un total de siete paquetes sospechosos.

“No permitiremos a estos terroristas cambiar el modo en el que llevamos nuestras vidas”

— Andrew Cuomo, gobernador de NY

Tras conocerse el ataque frustrado contra Clinton, ésta declaró en Florida: “Estamos bien gracias a los hombres y mujeres del Servicio Secreto (…). Pero son tiempos preocupantes, ¿verdad?”. Cuomo, por su parte, manifestó: “No permitiremos a estos terroristas cambiar el modo en el que llevamos nuestras vidas”.

“Los actos o amenazas de violencia política de cualquier tipo no tienen cabida en Estados Unidos. En estos tiempos, tenemos que unirnos”

— Donald Trump

“La seguridad de los ciudadanos estadounidenses es mi máxima y absoluta prioridad (…). En estos tiempos, tenemos que unirnos”, declaró Trump en respuesta a estos intentos de ataques a demócratas y críticos de Donald Trump. Calificó lo sucedido de “despreciables actos” y aseguró que la investigación en curso liderada por el FBI empleará todos los recursos necesarios para llevar a sus autores ante la Justicia.

“Los actos o amenazas de violencia política de cualquier tipo no tienen cabida en Estados Unidos”, añadió en una declaración ante las cámaras durante un evento el miércoles. “Estamos extremadamente enfadados y tristes”, ha añadido.

Si bien no ha hablado de terrorismo, sus palabras contrastan con aquellas en las que echó la culpa de la violencia “ambos bandos” por igual, después de que la activista por los derechos civiles, Heather Heyer, muriera arrollada por un supremacista blanco en Charlottesville el año pasado. En el primer aniversario de aquel ataque, el presidente de EEUU dejó su criticada ambigüedad a un lado para condenar “toda forma de racismo”.

>>> Sigue a Salam Plan- ‘periodismo contra el odio’ en Twitter y Facebook <<<