Desarticulan una red de 25 personas afines a Daesh asentada en cárceles españolas

Agentes de la Guardia Civil en la cárcel de Estremera durante la 'Operación Escribano'.

Son 25 personas acusadas de captar, adoctrinar y radicalizar a otros presos. Su actividad se desarrollaba íntegramente en los centros penitenciarios.

La Guardia Civil ha identificado y tomado declaración en calidad de investigados a 25 internos de diferentes centros penitenciarios españoles en la denominada ‘Operación Escribano’. El grupo afín a la organización terrorista Daesh está compuesto tanto por presos con antecedentes terroristas previos como por presos comunes radicalizados en la cárcel, ha informado este martes el Ministerio del Interior en un comunicado. Entre ellos, se encuentran tanto ciudadanos españoles como extranjeros.

Los sospechosos aprovechaban tanto la relación directa dentro de un mismo centro como el envío de cartas entre prisiones. También empleaban a internos no sujetos a vigilancia especial para intentar eludir los controles, según la investigación, en la que han sido muy relevantes los mecanismos de control de Instituciones Penitenciarias. Las 25 personas investigadas han sido identificadas en un total de 17 prisiones, que suponen el 55% de las cárceles que alojan a presos por terrorismo yihadista.

“Pretendían fraguar el embrión de lo que podría considerarse un ‘Frente de Cárceles’ de Daesh”

Interior considera que la red “pretendía fraguar el embrión de lo que podría considerarse un ‘Frente de Cárceles'” del grupo terrorista. El grupo tenía varios “dinamizadores” que captaban a internos “de la órbita de Daesh” y a su vez trataban de “cohesionar” a los presos encarcelados por delitos de terrorismo.

El Ministerio reconoce que los investigados ya radicalizados al entrar, “acrecentaron su proceso de radicalización durante su estancia en prisión” y estaban “lejos de alcanzar los objetivos de reinserción social” a pesar de que varios de ellos iban a salir en libertad próximamente.

Estaban “lejos de alcanzar los objetivos de reinserción social” a pesar de que varios de ellos iban a salir en libertad próximamente

La investigación cree que además del proselitismo en el ambiente penitenciario, la red podía pasar a cometer actos terroristas como el que se produjo este mismo año en Lieja (Bélgica) cuando el preso de permiso penitenciario Benjamin Herman mató a tres personas, entre ellas la española Lucile García.

Interior asegura que se trata de la primera operación de estas características llevada a cabo en Europa contra una red alineada con Daesh en las cárceles.

>>> Sigue a Salam Plan- ‘periodismo contra el odio’ en Twitter y Facebook <<<