fbpx

Ben Rhodes, exasesor de Obama: “Los Trumps del mundo quieren que te rindas”

Ben Rhodes habla con la periodista Sonsóles Ónega durante la presentación de su libro en Fundación Telefónica. © Salam Plan

Quien fuera autor de los discursos y asesor de seguridad de Obama, Ben Rhodes, advierte durante su visita a España sobre el viraje del conservadurismo hacia la ultraderecha. El triunfo de Trump para Rhodes se basa en cinco claves: normalizar la mentira, fomentar las divisiones apelando al miedo, Facebook y Rusia; y antes de todo ello, el viraje hacia la ultraderecha del Partido Republicano.

No estaba acostumbrado a hablar ante mucha gente. Tenía 29 años y se sumó al equipo de campaña del entonces senador Barack Obama. Acabó escribiendo sus discursos para pasar a ser su estrecho asesor, primero en política exterior y luego en seguridad nacional para comunicaciones estratégicas.

Hoy habla de “Hillary” refiriéndose a la ex secretaria de Estado del Gobierno Obama y posterior candidata a la Casa Blanca. Y señala a la congresista más joven de Estados Unidos, Alexandria Ocasio-Cortez, como el valor en alza del Partido Demócrata.

>>> Sigue a Salam Plan-periodismo contra el odio en Twitter y Facebook . Con datos, hechos e historias para entendernos mejor<<<

Este martes compartió su experiencia con el público en el madrileño auditorio de la Fundación Telefónica, de visita para presentar su libro El mundo tal y como es (Ed. Debate). Y dio las claves que en su opinión explican la llegada de Donald Trump a la Casa Blanca, algo que ve ahora reflejado en Europa:

1. Cambio de centro-derecha a ultraderecha

Rhodes asegura que fue testigo del cambio de centro-derecha a extrema derecha que en su opinión ha sufrido el Partido Republicano -el de Trump- durante todo su tiempo junto a Obama -del Partido Demócrata-.

“Experimentamos la radicalización del Partido Republicano durante una década”

A su modo de ver, la llegada del magnate al liderazgo republicano no debería sorprender, pues en la campaña electoral anterior al fenómeno Trump esa misma formación política había elegido a la gobernadora de Alaska, la ultraconservadora Sarah Palin, como candidata a la vicepresidencia. “Experimentamos la radicalización del Partido Republicano durante una década”, aseguró.

2. Normalizar la mentira

“Si dicen que el cambio climático no existe, puedes hacer lo que sea. Una vez que los hechos no importan, abres la puerta a cualquier cosa”, afirmó. Ben Rhodes considera que Trump “sabe que miente” pero si podía conseguir que los votantes pensaran que su adversaria, Hillary Clinton, también lo hacía o que era corrupta, quedarían igualados en la contienda.

“Si dicen que el cambio climático no existe, puedes hacer lo que sea. Una vez que los hechos no importan, abres la puerta a cualquier cosa”

Cree que a eso se debe la desmovilización de los votantes jóvenes en las elecciones presidenciales de 2016, que dieron la victoria a Trump. “La estrategia de Trump fue hacer creer que Hillary [Clinton] era mentirosa y corrupta como él. Su estrategia es que te rindas. Si no te gusta que las cosas estén rotas, no haces nada no votando”, dijo Rhodes y pidió a quienes estén descontentos que se movilicen, ya sea depositando sus papeletas en una urna, fundando una organización o pasando a ser activista de la causa en la que creen.

“Los Trumps y Steve Bannons del mundo quieren que te rindas”, incidió. Steve Bannon era el director de Breibart, un medio de comunicación muy en línea con Trump que pasó brevemente por el gabinete del actual presidente de Estados Unidos como estratega. Ahora se mueve por Europa y se ha reunido con políticos como Marine Le Pen.

La campaña de Clinton quedó dañada después de que saliera a la luz que envió mensajes de seguridad nacional -relativos al atentado contra el consulado estadounidense en Bengasi (Libia)- a través de un correo electrónico privado y por lo tanto sin la seguridad necesaria. El escándalo la estuvo persiguiendo hasta el final.

3. Fomentar las divisiones apelando al miedo

Da igual cuáles sean, asegura Rhodes. Para él está claro que esa es una de las bazas de la extrema derecha y advierte: “Veo lo mismo en Europa. Políticas de la extrema derecha que dicen que necesitamos volver a algo del pasado. Que los inmigrantes son culpables de muchos de los problemas que afrontamos. En Alemania, el mensaje es sobre refugiados sirios (…). En España, será sobre inmigrantes o independentistas…, pero lo común es que se basa en el miedo”.

“Veo lo mismo en Europa. Políticas de la extrema derecha que dicen que necesitamos volver a algo del pasado”

Ben Rhodes fue asesor de Obama desde antes de llegar a la Casa Blanca. © Espacio Fundación Telefónica

4. Facebook

Podría haber hablado más de las “fake news” (“noticias falsas”), el concepto acuñado por Donald Trump para defenderse de las noticias críticas con sus políticas en medios de comunicación tan prestigiosos como The New York Times o la CNN. Podría haber incidido en el sensacionalismo de algunos medios de comunicación. Pero Ben Rhodes, citó repetidamente a la red social de Mark Zuckerberg como culpable en la distribución de contenidos sin haberlos verificado previamente.

Cuanta más gente haga clic, más ganan. La gente clica sobre cosas sensacionalistas. Facebook está funcionando como un medio de comunicación pero sin sus estándares”

“Cuanta más gente haga clic, más ganan. La gente clica sobre cosas sensacionalistas. Están funcionando como un medio de comunicación pero sin sus estándares”, criticó Rhodes a Facebook.

“Trump ha acabado siendo presidente” -opinó- “porque muchos ciudadanos vivían en una realidad paralela, en la que, la información que aparecía en redes sociales -sesgada, no refutada- era algo totalmente veraz”. Rhodes aboga por crear reglas en las redes sociales que incluyan la veracidad de la información.

5. Rusia

Para el exasesor de seguridad nacional para comunicaciones estratégicas de Obama, no hay duda de que “Rusia va a por las divisiones ya existentes en nuestras sociedades” y se aprovecha de la falta de reglas en internet para saber de quién fiarse y de quién no.

Mientras el FBI investiga la presunta injerencia de Rusia en el resultado de las elecciones que dieron el Despacho Oval a Trump, en Europa también existe preocupación por lo que pueda estar haciendo el Kremlin para influir en el devenir político de los distintos países. Hace un año el Parlamento Europeo votó a favor de que se implantaran más medios para evitar que Moscú promoviera propaganda e informaciones falsas contra las democracias europeas.

Lo que se ha demostrado es que se promueven campañas de desinformación en internet desde algunos lugares de Rusia. También se sabe que estrechos colaboradores de Trump se reunieron con importantes figuras rusas

“El Kremlin dispone de mil millones al año en medios públicos, una red de televisiones en cien países y 33 idiomas, y un ejército de cuentas fantasmas listas para expandir fake news. La UE, para defenderse, cuenta solo con un millón de euros y una task force que son 17 personas. Estamos bastante indefensos”, se quejó entonces en El País Esteban González Pons, portavoz del PP y vicepresidente primero del Grupo Popular Europeo (PPE), promotor del debate en Estrasburgo este miércoles sobre “Rusia, la influencia de la propaganda en los países de la UE”.

Lo que hasta ahora se ha demostrado públicamente es que se promueven campañas de desinformación en internet desde algunos lugares de Rusia. En cuanto a Estados Unidos, se sabe también que estrechos colaboradores de Trump se reunieron con representantes de Moscú o destacadas figuras rusas durante la campaña presidencial, pero se sigue investigando. Es el denominado Rusiagate.

>>> Sigue a Salam Plan-periodismo contra el odio en Twitter y Facebook . Con datos, hechos e historias para entendernos mejor<<<