fbpx

El Papa y el Gran Iman de Al-Azhar: “Las religiones no incitan nunca al odio”

El Papa Francisco y el Gran Iman de Al-Azhar firman el 'Documento sobre la Fraternidad Humana'. © Vaticano

Francisco y Ahmed Al-Tayeb piden que se deje de “instrumentalizar” la fe para defender intereses políticos y llaman al diálogo en un documento histórico por la paz.

El representante de la Iglesia Católica y el máximo referente académico del islam suní subrayan que “las religiones no incitan nunca a la guerra y no instan a sentimientos de odio, hostilidad, extremismo, ni invitan a la violencia o al derramamiento de sangre”. Coinciden en que quienes emplean su religión para defender esas actitudes, hacen una interpretación “desviada” y política de las enseñanzas religiosas. Señalan igualmente el uso con “fines políticos y económicos mundanos y miopes” que se ha hecho de la religión a lo largo de la historia “para llevarlos a realizar algo que no tiene nada que ver con la verdad de la religión”.

>>> ¿Te interesa el periodismo contra el odio? Sigue a Salam Plan en Twitter y Facebook y PÁSALO<<<

El “Documento sobre la Fraternidad Humana” firmado este lunes por ambos líderes religiosos durante su encuentro en los Emiratos Árabes Unidos insiste en pedir “a todos que cese la instrumentalización de las religiones para incitar al odio, a la violencia, al extremismo o al fanatismo”. Francisco y Ahmed Al- Tayeb condenan no solo “el terrorismo execrable” en todas partes del mundo, sino que enfatizan que “no es a causa de la religión”, aunque los terroristas la utilicen como pretexto. Coinciden en que se debe a “interpretaciones equivocadas de los textos religiosos, políticas de hambre, pobreza, injusticia, opresión, arrogancia”.

“El terrorismo execrable no es a causa de la religión”

El Papa y el Gran Iman de Al-Azhar advierten de que la historia demuestra cómo “el extremismo religioso y nacional y la intolerancia han producido en el mundo, tanto en Occidente como en Oriente, lo que podrían llamarse los signos de una ‘tercera guerra mundial a trozos’”.

Por ello, el escrito pone hincapié en la necesidad del diálogo, el conocimiento mutuo y la aceptación del otro para “alcanzar la paz universal”. El Papa y el referente suní piden “evitar las discusiones inútiles”. Ambos apuestan por el pluralismo religioso como una fuente de enriquecimiento que consideran “voluntad divina”. Afirman que “las enseñanzas verdaderas de las religiones invitan a permanecer anclados en los valores de la paz”.

“El extremismo religioso y nacional y la intolerancia han producido, tanto en Occidente como en Oriente, signos de una ‘tercera guerra mundial a trozos’”

Para ellos la relación entre Occidente y Oriente “es una necesidad mutua indiscutible” que puede ofrecer un intercambio cultural del que aprender. “El Occidente podría encontrar en la civilización del Oriente los remedios para algunas de sus enfermedades espirituales y religiosas causadas por la dominación del materialismo. Y el Oriente podría encontrar en la civilización del Occidente tantos elementos que pueden ayudarlo a salvarse de la debilidad, la división, el conflicto y el declive científico, técnico y cultural”, afirman en el documento.

A la vez piden unidad en la defensa de los derechos de las mujeres, niños, ancianos y los “débiles y oprimidos”. Invitan a “todas las personas de buena voluntad” a la “reconciliación y fraternidad” frente a “la violencia aberrante y el extremismo ciego”.

>>> ¿Te interesa el periodismo contra el odio? Sigue a Salam Plan en Twitter y Facebook y PÁSALO<<<